4 abr. 2009

Primavera en el Báltico

Hoy ha llegado por fin la primavera. Y ha llegado con fuerza. Hace mucho calor. Es increíble como ha cambiado el tiempo. Hace una semana estaba todavía nevando. Y la nieve se amontonaba en la calle. Vivo en un apartamento contruído en los anos 80, en una de las avenidas mas grandes de Kaunas. Se trata de un apartamento de estilo soviético. Pago por el 500 litas, unos 145 euros, al mes. En Barcelona tener algo así resultaría un lujo sólo asumible por niños bien, white-collar employees, o empleados nivel A en alguna administración pública (preferentemente municipal o autonómica). He abierto las ventanas que dan al balcón para que entren los sonidos de la calle. Mi apartamento da directamente a un gran parque. Ahora, con la primavera, los arboles del parque vuelven a llenarse de colores. Aparecen tímidamente ya los primeros brotes en las ramas de los álamos blancos. Acuden a mi todos los recuerdos acumulados en estos 22 meses. Analizo lo que he hecho y lo que he dejado de hacer. Uno de los principales problemas para mi es la lengua. El lituano es una lengua que es como una barrera. Y además el gobierno lituano no facilita las cosas a los extranjeros. Si quieres aprender la lengua te tienes que buscar la vida. Buscarte alguna academia privada o ir a los cursos de verano de las universidades. Ambas opciones resultan caras. Y el lituano no es una lengua que se aprenda en unos meses. Me he comprado libros, y a veces veo la televisión o leo los diarios en lituano. Pero debo reconocer que soy bastante vago. Todo el mundo me habla en ingles. Y la verdad, eso no me ayuda mucho. He conocido a varios foráneos que llevan viviendo aquí años y no se han hecho todavía con la lengua. Mas allá de algunas expresiones y unas decenas de palabras necesarias para ir a comprar al mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios y sugerencias. Te envío un saludo.Argonautas.