13 may. 2009

La chica de ayer, buvus mergina


Ha muerto Antonio Vega. El compositor de La Chica de Ayer y cantante de Nacha Pop. He de reconocer que cuando era joven no me gustaba demasiado este grupo madrileño. Ni tampoco la canción. En mis tiempos mozos me tiraba más otro tipo de propuestas. Una música que entonces veía como algo más "comprometido" y de "vanguardia". Y no me refiero a Serrat, Aute o Sabina. Me refiero a lo que por entonces se denominaba "rock radical". Grupos como Kortatu, La Polla Records, Eskorbuto, MCD y similares. Muchos de estos grupos militaban en el punk anti-sistema. En Barcelona había muchísimos. El movimiento tuvo su punto álgido a finales de los años 80. Todavía recuerdo con cierta nostalgia los conciertos que se organizaron en contra de la Barcelona de Pascual Maragall. La Barcelona olímpica. No a Carcelona 92 se leía en un afiche distribuido en la universidad donde estudiaba entonces. Y vienen a mi memoria los dibujos de Azagra en El Jueves y en el ya periclitado fanzine underground Makoki. Creo que Azagra y el Makoki supieron como nadie reflejar aquella subcultura en la que malbaraté mi más tierna juventud. El año 92 supuso un punto de inflexión para este tipo de rock militante y alternativo. Muchos de aquellos grupos desaparecieron. Y de alguna manera la antorcha de la militancia política la recogieron nuevos grupos que incorporaron la reivindicación y la protesta en sus letras. Se tratataba, sin embargo, de propuestas musicales bastante alejadas de la contundencia sonora de sus predecesores. En Barcelona, grupos como Macaco, Ojos de Brujo, Cheb Bablowski y otros que apostaban por el mestizaje sonoro vinieron a recoger el testigo de aquellos grupos que militaban en el denominado rock radical de la España postfranquista, reconvertida y en transición de los años 80. Yo por entonces deambulaba ya por la bossa-nova de Jobim y el jazz de Coltrane que me descubrió un amigo. En fin, me hacía mayor.

He de reconocer que la cancioncita de los Nacha Pop ha ido ganando con el tiempo. Muchos la miramos ya con cierta nostalgia. Porque siempre estuvo ahí aunque no acababa de gustarnos. Te la encontrabas en cualquier sitio. En los bares, en las discotecas. En el Mesón Los Arcos de mi ciudad de origen. Que tenía unas tapas fantásticas. En el coche de segunda mano que conducía alguna de las chicas con la que acababas una noche cualquiera sin saber por qué. Incluso en el hilo musical de los ambulatorios o los hipermercados. La Chica de Ayer ahora suena mejor porque me recuerda mi propia juventud. Una juventud que empieza a parecer algo lejano en el tiempo. Que se desvanece irremediablemente. Además se trata de un tema sencillo de interpretar y con un texto sin complicaciones. Ideal para utilizarla como
listening en un curso de español para principiantes. Y al final me decidí y la he utilizado como elemento dinamizador de una Spanish vakariene (fiesta española) que organicé en uno de los gimnazija para los que trabajo. Eso fue hace unos días. En uno de los gimnazijas con mejor reputación de Lituania.

No voy a detenerme ahora a analizar el sistema educativo lituano. Le dedicaré un post cuando tenga más disponisibilidad de tiempo. Diré ahora que en Lituania hay dos tipos de centros de educación secundaria: la escuela intermedia o "vidurine mokykla" y el "gimnazija" que vendría a ser como un instituto de bachillerato. Las
vidurine mokykla son para lo que podríamos llamar "malos estudiantes". Los gimnazijas son para los estudiantes más aplicados. Prometo hacer un largo post donde analizaré el sistema educativo en Lituania pues tengo la fortuna de trabajar en dos gimnazijas y en varios centros de formación superior y universitaria de este país. En Barcelona trabajé en un instituto de secundaria. Dispongo, por tanto, de elementos suficientes para poder comparar ambos sistemas.

Pero ahora volvamos a la
Spanish Vakariene y a La Chica de Ayer. La fiesta contó con el soporte económico del propio gimnazija y a ella asistieron alrededor de cien estudiantes. También participaron algunos miembros de la pequeña comunidad latina que hay en Kaunas. Hicimos una sangría bastante potente a base de vino de mesa español, refresco con sabor a limón, frutas, canela, azúcar, hielo...En fin más de 40 litros de sangría que desaparecieron en poco más de dos horas. También montamos unas tapas a base de salchichón, fuet catalán, aceitunas españolas de la variedad manzanilla, jamón serrano y tortilla de patatas con cebolla. Es difícil encontrar en Lituania algunos productos característicos de la gastronomía española. Fue imposible encontrar queso español de ninguna clase. Y bueno, el jamón y el salchichón fueron "productos El Pozo". O sea, nada del otro mundo. Pero bueno. Mejor eso que nada. Los estudiantes, como era de esperar, se lo zamparon todo en un periquete. Y todo les pareció bueno, interesante y apetitoso. A caballo regalado no le mira el dentado que decía mi madre.

Mediada la
vakariene, algunos estudiantes, que estudian español en uno de mis grupos, interpretaron la cancioncita de los Nacha. La cantaron en español y en lituano. Acompañados de una guitarra acústica y de un jembe. La versión en lituano la hicieron ellos mismos. Y supongo que el pobre Antonio Vega no llegará a conocerla nunca porque hoy decidió dejarnos por sorpresa a la temprana edad de 51 años. Decían que tenía una mala vida. Drogas, una mala mujer y una salud arruinada. Sin embargo, al parecer, tenía buenos amigos que le querían bien. Eso cuentan.

La interpretación que hicieron mis estudiantes la vamos a subir a You Tube. Estoy seguro que es la única versión en lituano que existe de este tema. La Chica de Ayer o
Bubus Mergina. Y creo que a Antonio Vega le hubiera gustado. Va por él.

Historia de la fotografía: La fotografía que he incluido en este post es el cartel del evento. Lo elaboró una de mis alumnas. Marija U. que además es la chica que tocó la guitarra e hizo la versión de "La Chica de Ayer" en lituano. Es una chica con una gran dosis de creatividad y muy inteligente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios y sugerencias. Te envío un saludo.Argonautas.