21 oct. 2009

Harry Belafonte y el paraíso

ME voy para tierras de vikingos. Y por unos días me despido de mi blog. Ayer mi chica me contó un chiste que ya había oído en boca de otros lituanos. Dice also así. " ¿Qué es el paraíso? El paraíso es tener un trabajo como en Norteamerica, una casa en la costa de Turquía, una esposa lituana, y una cocinera española. ¿Y qué es el infierno? El infierno es tener un trabajo en Turquía, una cocinera norteamericana, una esposa española y una casa en Lituania". Hay otra versión donde quitan a la española y la reemplazan por una mexicana. Los lituanos lo tienen claro. Y bueno, sólo es un chiste. Sin ánimo de ofender a nadie. Espero que no me salte al cuello ninguna de esas frustradas feministas malhumoradas que tanto abundan en Is Pain. Y a las que no les han metido nunca un buen meneo en su triste y reivindicativa vida de militantes de la idiocia de género y del feísmo estético radical.

Subo un vídeo de Harry Belafonte. Él tenía claro que el paraíso no estaba en Estados Unidos. Y simpatizaba con el socialismo y la Unión Soviética. Siempre disfruté con la música de Belafonte. Insustancial, alegre, divertida. Música hecha para divertirse, bailar con las niñas y pasárselo bien. Os dejo con su éxito Matilda, la chica que le robó el dinero y se fue a Venezuela. Supongo que Matilda estará con Chávez tomando ron cubano y participando en la revolución. Por cierto, Harry Belafonte conoce personalmente a Chávez, con el que se ha reunido varias veces generando polémica en los media norteamericanos. La entrada en wikipedia sobre la personalidad e historia de este artista es de lectura obligatoria para toda persona consciente de lo que ocurre en el mundo. Harry Belafonte, el rey del Calypso, que nació para divertir a la sociedad blanca americana. Y que ha acabado por convertirse en un verdadero incordio. Al menos él ha sido un tipo coherente con sus ideas durante toda su vida. Mucho más coherente que muchos de los que se llenaban la boca con glorias a la Unión Soviética y vivas al socialismo. Y que acabaron pasándose con todos los arreos al campo del eufemísticamente llamado "libre mercado". Y no me refiero solamente a la élite de los partidos comunistas del Este de Europa. Sino también a lo que ha ocurrido con muchos líderes comunistas en España. Es para echarse a llorar. O para irse con Matilda a bailar calypso a Venezuela. Al socialismo le han sobrado intelectuales y dirigentes. Y ha andado corto de gente buena y sencilla. Gente como Harry Belafonte, sus bananas y sus marionetas de los muppets.





Estadísticas de las Cartas desde el Este

1 comentario:

  1. Suerte en Escandinavia... Ya nos contaras. Buena recomendacion la de Belofonte y mucho mejor la critica a los chaqueteros comunistas españoles..

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios y sugerencias. Te envío un saludo.Argonautas.